Invertir en prevención de desastres naturales debe ser una prioridad en México: Mario Delgado

6 de noviembre, 2017

– En México, año tras año se presupuesta apenas el 5 por ciento de los recursos para la prevención respecto a los recursos que se destinan a la atención

-Delgado urgió al Gobierno a aprovechar el ejercicio de reconstrucción para construir comunidades más resilientes

El senador Mario Delgado Carrillo exhortó a la Cámara de Diputados para que en la discusión del Presupuesto 2018 se destinen recursos suficientes al Fondo de Prevención de Desastres Naturales (FOPREDEN) para fortalecer la política nacional de prevención y así mitigar de manera efectiva los riegos frente a los fenómenos naturales a los que está expuesto nuestro país.

“En México, año tras año se presupuesta apenas el 5 por ciento de los recursos para la prevención respecto a los recursos que se destinan a la atención. Basta observar que hasta junio de 2017 el FONDEN había gastado más de 7 mil millones de pesos, mientras que al FOPREDEN para todo el año se le destinaron 325 millones de pesos”, detalló

En este sentido, explicó que de acuerdo al Programa De Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) por cada dólar que se destine a la prevención se ahorran 7 dólares en la atención a desastres. Hecho que no sucede en México, por lo cual el FONDEN siempre termina utilizando más recursos de lo que tiene presupuestado.

El legislador de Morena señaló que en los últimos días la atención se ha centrado en la discusión sobre de dónde saldrán los recursos para financiar la reconstrucción de zonas que sufrieron afectaciones por los sismos, Sin embargo, enfocarse exclusivamente en ello, es un error ya que la parte más importante de la mitigación de riesgos de desastres naturales se encuentra en la prevención.

Al respecto, precisó que de acuerdo con la Tercera Conferencia Mundial de Naciones Unidas sobre la Reducción del Riesgo de Desastres en Sendai, Japón 2015 -de la cual México es miembro- se adoptó el principio de “Reconstruir Mejor” (Build Back Better) con el objetivo de hacer del proceso de reconstrucción el primer paso de una estrategia de mitigación de riesgos, además de incluir el aprendizaje de los errores y daños causados por los desastres naturales.

Mario Delgado aseguró que la prevención de desastres debe ser una prioridad en México, debido a que somos un país particularmente expuesto por nuestra geografía a fenómenos naturales violentos, y el cambio climático únicamente hará más frecuentes y extremos estos fenómenos por lo que las tareas de prevención requieren mucho más recursos que lo que se asigna actualmente.

Finalmente, urgió al Gobierno a aprovechar el ejercicio de reconstrucción para construir comunidades más resilientes que puedan insertarse de mejor manera en el desarrollo económico. Lo anterior, a través de cumplir con las normas de construcción modernas para construir infraestructura resistente y segura, así como de elaborar planes logísticos para la ubicación de refugios, albergues y centros de acopio que permitan mejorar los tiempos de respuesta en caso de una emergencia.