LA FIGURA PRESIDENCIAL DEJARÁ DE SER INMUNE E INTOCABLE: MARIO DELGADO

5 de noviembre, 2019
  • Con la revocación de mandato y consulta popular se fortalece nuestra democracia y solamente un demócrata como el presidente Andrés Manuel López Obrador puede proponer este tipo de medidas.

 

  • Con la prohibición de la condonación de impuestos se logrará separar el poder político del económico.

 

A partir de hoy, la piedra angular del sistema político mexicano va a cambiar, la figura del Presidente de la República ya no será intocable, y se empodera al pueblo dándole la posibilidad de revocar su mandato, señaló el diputado Mario Delgado Carrillo.

En entrevista previa al inicio de la sesión, el coordinador del Grupo Parlamentario de Morena comentó que en dos semanas ha cambiado la figura central del sistema político mexicano, que era la del Presidente de la República inmune, intocable, “hoy vamos a terminar de desacralizar la figura presidencial”.

Delgado Carrillo destacó que la semana pasada se aprobó la reforma constitucional para que el Presidente pueda ser juzgado por delitos electorales o por delitos de corrupción.

 

“Y hoy le vamos a dar al pueblo el poder para revocar el mandato del Presidente de la República y le vamos a quitar la facultad discrecional de condonar impuestos, con esto va a haber un cambio absoluto en el sistema político mexicano y su figura central que es el Presidente”, dijo.

 

El coordinador parlamentario subrayó que de aquí en adelante, los Presidentes van a tener interés en dar resultados en cuanto tomen posesión porque su mandato podrá ser revocado.

 

“Es un ejercicio de rendición de cuentas único en nuestro país, que fortalece nuestra democracia y solamente un demócrata como el presidente Andrés Manuel López Obrador puede proponer este tipo de medidas”, enfatizó.

 

Además, agregó, va a cambiar la forma de gobernar en México, fortaleciendo nuestra democracia participativa, pues a través de la consulta popular las decisiones más importantes del país las tomará directamente la gente.

 

Asimismo, se dará un paso muy importante en la estrategia de separar el poder político del poder económico, al acabar con esta facultad discrecional del Presidente de la República de condonar grandes cantidades de dinero a las empresas más grandes del país.

 

“Se va a terminar esta complicidad que había del Presidente de la República con las grandes empresas, concediéndoles favorcitos fiscales a cambio de favores políticos, eso va a terminar”, señaló.