Paquete económico 2018, más de lo mismo: Mario Delgado

14 de septiembre, 2017

-A pesar de las reformas estructurales, este país no crecerá más de 3 por ciento en este sexenio

-Un año más, en el que el gobierno privilegia el pago de deuda con el sector financiero. El costo de la deuda es más grande que el gasto en inversión

-Recortes a Petróleos Mexicanos son parte de una propuesta estratégica del Gobierno para retirar a PEMEX de manera acelerada del mercado de las gasolinas y que entren los privados a sustituirlo

El senador Mario Delgado Carrillo aseguró que el Paquete Económico 2018 es igual a todos los anteriores que ha presentado la administración del Presidente Peña Nieto, con datos que difícilmente coinciden con la realidad, con una tendencia de excesos en el gasto público y un sobreendeudamiento de la economía mexicana, además de dar continuidad al ciclo de bajo crecimiento que ha condenado el desarrollo de nuestro país por décadas.

“Vale recordar que al principio del sexenio, Peña Nieto decía que si no se hacían las Reformas Estructurales se iba a crecer a un promedio del tres por ciento, pero que con las Reformas la tasa de crecimiento económico iba a llegar hasta el cinco por ciento. Esa fue la historia que nos contaron, que con las Reformas Estructurales iba a ser una maravilla la evolución económica del país, pero en realidad este sexenio será el primero en que, desde que se tiene registro estadístico, no hay un crecimiento por encima del tres por ciento en ningún año de la administración “, declaró Delgado.

El legislador de Morena condenó que una vez más, este presupuesto privilegie el pago de deuda con el sector financiero y postergue el gasto que beneficia a la población. Uno de los errores más graves de la administración de Peña es el exceso de deuda, por lo que el esfuerzo que está haciendo nuestro país y los ciudadanos al pagar sus impuestos está enfocado en pagar los intereses del excesivo endeudamiento que a incentivar el crecimiento económico.

Por otro lado, puntualizó que Petróleos Mexicanos (PEMEX) se ha convertido en el “cochinito favorito” del Gobierno, al sufrir en 2015 un recorte de 62 mil millones, en 2016 y 2017 de 100 mil millones y ahora en 2018 de 25 mil millones. Lo que ha afectado áreas estratégicas como los son la producción, la distribución, y la comercialización.

Mario Delgado señaló que para 2018 los recortes limitarán de manera importante la operación de la empresa, puesto que se prevé una caída en la producción de 28.8 mil barriles diarios de gasolinas y diésel, así como 199.4 millones de pies cúbicos de Gas Natural, respecto de lo establecido en 2017, con lo que se alcanzarían mínimos históricos en la producción de estos hidrocarburos.

Asimismo, subrayó que estos recortes son parte de una propuesta estratégica para retirar de manera acelerada a PEMEX del mercado de las gasolinas para que entren los privados a sustituirlo. Sin embargo, la manera en que lo están haciendo no garantiza que se vaya a desarrollar un mercado competitivo de gasolinas en nuestro país.