Por huracán Harvey habrá nuevo gasolinazo Mario Delgado.

30 de agosto, 2017

– Delgado solicitará la comparecencia inmediata de Pedro Joaquín Coldwell para explicar las medidas que México va a adoptar tras una inminente escasez de combustibles

– México depende de Estados Unidos en la importación de gasolinas en un 70%, así como 60% del diésel y del Gas Natural

– Nuestras refinerías trabajan por debajo del 40% de su capacidad, dos están paradas, y la producción de Gas Natural es la más baja en 11 años

El senador Mario Delgado Carrillo demandó al Gobierno mexicano un plan de emergencia para generar reservas de combustibles y comenzar a explorar otros mercados, para así evitar un aumento en los precios, es decir, para detener un nuevo gasolinazo. Lo anterior, tras la inminente escasez de gas natural y gasolinas que viviremos en México durante las próximas semanas como consecuencia del Huracán Harvey.

“Sabemos que sólo tenemos inventario de tres días y la situación que vemos con el Huracán Harvey en Estados unidos puede ser muy grave. En estos momentos está parada practicamente el 30 por ciento de la capacidad de refinación de los Estados Unidos, y por las experiencias anteriores se sabe que va a haber daños muy importantes, y que van a tardar meses en poder restablecer la producción”, declaró Delgado Carrillo.

El legislador de Morena comentó que aún no se ha sentido el impacto en México, porque la zona afectada todavía no empieza a demandar combustible, sin embargo, el precio de gasolina ya está aumentando. Del lunes hasta hoy, el valor en el mercado internacional de las gasolinas ha subido 16 por ciento. Mientras la producción de gas natural de Texas, desde donde importamos la mayor parte de este hidrocarburo, tuvo una disminución de cerca del 30 por cierto.

Asimismo, detalló que en la caso del gas natural es muy delicado, porque el Gobierno de los Estados Unidos puede suspender la exportación del hidrocarburo para garantizar su mercado interno. Lo que pararía por completo nuestra industria nacional, ya que de este combustible depende la producción de energía eléctrica y gran parte de la industria siderúrgica, química y del vidrio.

Mario Delgado subrayó que “con este tipo de eventos vemos que no fue una buena idea tener tal dependencia de los Estados Unidos en materia energética”, pues nuestro país está importando 70% de las gasolinas, así como 60% del diésel y del Gas Natural; mismos que en su mayoría son traidos desde Texas.

“Esta situación nos pega en nuestro peor momento de producción nacional. Tendremos que importar gasolinas cada vez más caras. Mientras nuestro sistema nacional de refinación trabaja por debajo del 40% de su capacidad, con dos refinerías paradas, y la producción de gas natural es la más baja en 11 años”, advirtió.

En conferencia de prensa, Delgado reprochó que hasta el momento no se haya escuchado ninguna explicación del Secretario de Energía sobre la delicado momento del suministro de los combustibles básicos para el país, por lo que dijo, va a solicitar la comparecencia inmediata de Pedro Joaquín Coldwell para que explique las medidas que se van a a adoptar para hacer frente a esta situación.