Aprobar el TPP11 no traerá ningún beneficio a nuestro país: Mario Delgado

24 de abril, 2018

El senador Mario Delgado Carrillo lamentó que el Senado haya aprobado el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TPP11) “a ciegas y en fast track”,

“Es la peor forma de despedir esta Legislatura, mientras que para el Gobierno es un timbre de orgullo que un acuerdo comercial firmado apenas hace mes y medio se apruebe hoy sin mayor discusión, el resto de países están por iniciar procesos de consulta y de análisis, así como procesos democráticos para su aprobación”, declaró.

Delgado, criticó y calificó de “ridículo” que no se discutiera a fondo bajo la justificación de que es un tratado que ya se analizó con anterioridad. “Que falta de visión, cómo si no hubiera cambiado el mundo, como si no existiera una amenaza sobre el paradigma del comercio global, como si no existiera Donald Trump, como si no hubiera una disputa entre Estados Unidos y China”.

Asimismo, resaltó que el TPP11 podría representar una serie de amenazas para algunos sectores e industrias mexicanas, por ejemplo, la industria del zapato en Vietnam podría causar la desaparición del 90 por ciento de la industria mexicana del zapato en el corto a mediano plazo si no se toman medidas de política industrial.

El legislador de Morena, señaló que el acuerdo ha sido criticado por grandes economistas como Stiglitz, como Krugman, como Roddick, quienes han puntualizado que el TPP11 que se fortalecerán los monopolios en detrimento de millones de personas, que es un acuerdo pensado en grupos de interés y no en que los beneficios del comercio se distribuyan de forma más equitativa y que los supuestos beneficios que traerá son marginales.

En este contexto, pidió a los senadores tener “un poco de dignidad” y no presentarse con un falso paradigma sobre las bondades del libre comercio.

“Seguimos sin política industrial, el desarrollo que no va a llegar hasta que entendamos que una economía abierta sólo tiene beneficios para su población si se acompaña de una activa política industrial, como sí lo han entendido los países asiáticos con los que hoy queremos competir”, finalizó