Mario Delgado

Mario Delgado proviene de una familia de maestros. Está casado, tiene un hijo y una hija, que son lo más importante de su vida. Gracias a diferentes becas, a su esfuerzo y capacidad, consiguió estudiar en una universidad de prestigio como el ITAM y continuar su formación en Inglaterra, en la Universidad de Essex. De aquí surge su convicción de que ningún joven debe renunciar a sus metas por falta de recursos, por ello, como secretario de Educación del Gobierno de la Ciudad de México creó las becas Prepa Sí, para que su historia pudiera ser repetida por las siguientes generaciones.

Como economista, se enfocó en la transparencia, enfrentándose a la corrupción y al régimen del PRI en casos como el Fobaproa, el fondo con que el Gobierno rescató a la banca tras la crisis de 1994. Su trabajo como Secretario Técnico de la Comisión de Presupuesto en la Cámara de Diputados sirvió para que por primera vez se revisaran abiertamente las cuentas públicas y se ordenaran las primeras auditorías al Fobaproa.

Desde el año 2000 colabora en el proyecto de cambio de Andrés Manuel López Obrador. Durante el Gobierno de AMLO en la Ciudad de México, Delgado trabajó para mejorar la seguridad de la ciudadanía desde la Policía, aplicando cambios en inteligencia y en sistemas de información que permitieron la operación de los cuadras y la policía de barrio; la Ciudad se convirtió en una isla de seguridad hasta la llegada de Mancera al poder.

En el Gobierno de Ebrard, fue secretario de Finanzas y de Educación. En estos años consiguió ampliar los programas sociales para adultos mayores, mujeres y generar el primer seguro de desempleo del país. Sin endeudar a la ciudad ni un peso, logró gestionar recursos para mejorar la movilidad y la infraestructura, facilitando grandes proyectos como el Metrobús, las ciclovías o la Línea 12 de metro. También en este periodo se logra extender las cámaras de seguridad, recuperar espacios públicos o trabajar en el rescate del Centro Histórico. Por primera vez se implementó el presupuesto participativo por medio del cual los barrios y colonias decidieron sobre algunas obras de su comunidad.

Además de “Prepa Sí” en la Secretaría de Educación, implementó el programa “Prepa a Distancia”, facilitando la educación a muchas personas desde su hogar. Emprendió la lucha contra el bullying, introdujo computadoras en todas las escuelas, fomentó la lectura, desarrolló la semana de la innovación, inició el combate contra la obesidad infantil, y apoyó el deporte como actividad formativa en valores. Así nació el equipo juvenil de futbol americano Ángeles de la Ciudad de México, un deporte que el propio Delgado había practicado en la prepa.

Este periodo de gobierno significó un tiempo de grandes avances en derechos y libertades civiles en la ciudad. Entre otras medidas importantes, se comenzó a aplicar la perspectiva de género de forma transversal a los presupuestos públicos; se aprobó el matrimonio igualitario, y se crearon los espacios libres de humo.

Como senador, Mario Delgado ha luchado por defender la economía de las familias, oponiéndose a las prácticas abusivas y corruptas de Peña Nieto, del PRI y de los partidos que apoyaron sus peores medidas, como el gasolinazo derivado de la reforma energética. También ha denunciado la gigantesca deuda, el empeñadero, que el actual Gobierno está imponiendo a los mexicanos.

Desde el Senado ha luchado contra la corrupción, denunciando casos como los contratos de Pemex con Odebrecht, y haciendo pública su Declaración 3 de 3. Como presidente de la Comisión del Distrito Federal, trabajó por hace más democrática y participativa la reforma política de la ciudad. Entre sus iniciativas legislativas destacan sus propuestas contra el bullying, contra las pensiones de los ex presidentes y los altos salarios en el gobierno; a favor del bienestar animal, por el matrimonio igualitario en todo el país, por la regulación de la marihuana, por llevar la Prepa Sí a los jóvenes de todo México y por abolir el servicio militar obligatorio, entre otras luchas sociales.